martes, 29 de junio de 2010

Necesito encontrar, si es que existe, en algún lugar,
Aquella persona que quiera compartir mis sueños,
no solo mi cama.

lunes, 28 de junio de 2010

Mi tercer tatoo

Porque son mi TODO,


mi dirección, mi rumbo, mi destino, porque aunque me sienta desorientada a veces, sé que nunca estaré perdida, poruqe los tengo conmigo...

Porque no importa el lugar donde estemos, SIEMPRE los llevo en mi, porque gracias a ellos soy yo. Son mi sentido y ahora estan marcados en mi piel .....

No importa lo que pase, son mi sostén, mi mundo.. y nada puede ser tan grave mientras estemos juntos...

MI FAMILIA, MI EXISTIR...
 
Analia, Florencia, Andrea, Gabriela, y en el centro, mi papá, Oscar

viernes, 25 de junio de 2010

Sola..
Tan rodeada de gente y sin embargo vacia, inexistente, invisible, sola.
sola, sola, sola, sola,
Quien me ve, no me mira,
quien me escucha, no me oye,
quien me aprecia, no me entiende,
quien me busca, no me ama.
Insignificante, indiferente, inservible y sola.
Asi me siento a veces.

miércoles, 23 de junio de 2010

N compro ilusiones

No compro más ilusiones,
no rifo, ni permuto, ni alquilo más!
Me cansé de tener después, que pagarlo con decepciones.
Porque siempre fueron sueños, palabritas, fantasias,
y ya estoy triste, cansada y dolida,
que después la realidad, me juegue tan malas pasadas.
No compro más ilusiones,
me cansé de las mentiras
porque después cuesta muy caro,
y me adeudo en penas, lágrimas y dolores,
y me gasto todo el amor, que tenia verdadero,
e hipoteco mis esperanzas,
y ya no quiero!
y ya no puedo!
embargar mis sentimientos.
No compro más ilusiones,
no más ofertas de promesas,
no más chacharas, ni limosnas
prefiero guardar lo que queda, lo que sobró,
el vuelto, los restos, de mi pobre corazón,
para quien realmente quiera, invertir en este amor.
Tirado en su cama
después de una noche larga,
aún con un vaso en la mano,
desnuda su alma en esa habitación;
Y mientras de fondo se oye
"una triste melodia"
entre el humo y el fernet,
se pierde su sonrisa.
Con su guitarra en la mano
recuerda esa niña ingrata,
a quien tantas lágrimas él le regalo,
sin que ella cuenta se diera.
Sin que ella se enterara
noches enteras él la lloró.
Tan solo lamentos, tan solo sollozos
salen de esas cuerdas,
que parecieran gemir..
Y nace el recuerdo,
y se ve en sus ojos,
y en fernet ahoga
las sobras de ese amor.
Y esa niña ingrata
que quebró sus sueños
y esa niña mala,
rompió su corazón;
Y aquel niño triste
que navega en incertidumbre
y ese pequeño soñador
que hoy lucha contra la pena,
tiene lejos esta amiga,
que le canta una canción.

martes, 22 de junio de 2010

Quiero llorar, quiero gritar,
quiero arrancarme de la piel el dolor de tu amor,
Quiero deshacer de mi ser el sabor a traición.
Quiero desterrar de mi memoria tu recuerdo,
Quiero odiarte, olvidarte, quiero amarte sin pensarte.
Quiero todo, quiero tanto que solo me queda
la certeza de no tenerte,
de saberte siempre ausente.
Sin embargo te espero, te extraño, te quiero.

viernes, 18 de junio de 2010

Necesitaria un beso,
un abrazo, un caricia tuya.
Una sonrisa,
una lágrima,
el mínimo roce de tu piel.
Necesitaria de tu voz
palabritas de amor, para revivir,
para saber que existo,
saber que siento,
para sentirme mujer.
Necesitaria sentirte,
que me sientas,
necesitaria aunque sea, que me mires.
Quise no necesitarte,
pero te necesito.
Hoy solo quisiera, que sepas que existo...

Si no sufris No es amor

No es un decubrimiento. Todos alguna vez lo han pensado, lo han sentido o vivido.
En mi vida, en mi entorno, en el facebook, aca en el blog; ¡En el mundo! donde busques, somo todos mitades de corazones rotos, frustraciones, desdichados desamores.
Somos todos pedazos, restos, migajas, sobras de lo que alguien dejó, de lo que alguien olvidó, abandonó,o mas sencillamente, no quiso. Somo todos retazos, intentando remendar heridas; intentado completar los baches del pasado; intentando llenar ese vacio que ocupa la soledad y la decepción.
Somos todos nadie, con ganas de encontrar sentido.
Somos todos aprendices de la pena y el olvido. Y aún asi, todos, seguimos apostando al amor.

miércoles, 16 de junio de 2010

Una simple y temerosa niña frágil, fingiendo ser fuerte tras su disfraz de mujer segura. Siguiendo a la perfección el papel de una joven constante, decidida y mecánica. Estática. solo un papel, esa soy yo.

martes, 15 de junio de 2010

Eterno amor de un suspiro.

Nadando entre recuerdos, ahondando en mis más profundos sentimientos, mi mente se sumerge en reflexiones. Palabras en el viento, sonidos en el agua, frases de amor, de mentira y de traición. Silencios de tumba quebrados, mudos. ¿Qué hubo de cierto? ¿Qué fue realmente verdad?.
Palabras, caricias, sangre. ¿Donde se presenta el amor? ¿Qué lo hace vívido? Donde quedó esa pareja que se llevaba de maravillas? ¿Donde quedó el sueño? ¿Donde quedamos vos y yo? ¿Donde se perdieron aquellos sentimientos que inventamos, que colmaban nuestros días?
¿Así era el amor?
Yo he amado, sé lo que es, lo que se siente, como se vive. Sé amar.
Pero también me ha tocado la otra parte, la de decidir, la de dejar, la de olvidar, y no por eso, considero que mi amor fue vacio, falso o superficial.
Yo amé con mi corazón, empeñando mis sentimientos a mansalva, sin contemplacion. Sin dudas, ni recovecos vacios. Sé lo que es entregarse por completo, sin medidas, ni cuotas, sin reservas. Entregué todo de mi vida, hasta entregar mi vida misma. Puse mis sueños, mis fuerzas, mi respiración y mi sangre en su nombre. Lo adoré hasta el cansancio, lo amè tanto, hasta olvidar quien era yo, quien era el mundo, quien me rodeaba y quien no. Llegué a disolver de mi existencia, todo lo que se movia alrededor. Ni el tiempo ni el espacio tenian estabilidad para mi, cuando me encontraba a su lado. Aprendi a ser él en mi.
Sé lo que es amar, lo amé. Vivi mucho tiempo para su vida, para respirar su aire. Para llorar y sufrir y sangrar su amor, para vivirlo.
No puedo poner en duda mis sentimientos, no creo que se haya tratado de una ilusión, o peor, una obsesión. No lo fue, no lo es, porque lo mio no era perverso. Era un amor tan puro, tan real, que dolió. Dolió hasta el alma. Pero el alma es espiritual, y este amor dolió mucho mas que eso. Dolió hasta los huesos, hasta la carne, me dolia respirar a veces. Me dolieron los mares de lagrimas que derramé. Me dolieron hasta las pestañas. Me dolió amarlo así.
Sentí el amor recorrer hasta la última célula de mi cuerpo, metabolizando cada "te amo" en la razon de mi existir. Lo amé, sin dudas, sin recelos, ni tapujos. Lo amé, atentanto cruelmente contra mi.
No dudé ni un segundo, a pesar de mis miedos, en entregarle en cada beso, en cada caricia, en cada palabra, la plenitud de mi ser, de mi razón. Le dí todo sin siquiera pensarlo, porque mis sentimientos brotaban por cada uno de mis poros, y no habia tiempo ni espacio donde guardarlo. Los gastaba, a las vez que crecian en mi, con cada latido. Mi sangre bombeaba su nombre, y derramé con ella mi cordura.
Así fue, lo adoré, lo idolatré y lo glorifiqué como a un Dios, como al Creador que consiguió llenar con deseos el insipidos sabor de mis días.
Sé que existió ese amor, que no fue falso, ni vacio, ni superficial. Pero no se puede recordar de por vida, lo que hace mal, lo que intoxica y envenena, lo que no se solidificò mas que en mi cuerpo, en mi espìritu, hasta desintegrarme. Ese amor, tan mio, tan personal, tan unico, ese amor que nunca conociò la devoluciòn, la reciprocidad de esa devociòn.
No me considero mentirosa, ni embustera. Hice lo que debia hacer, sentí incansablemente hasta el cansancio, porque así funciona; uno ama, irremediablemente sin cura ni remedio, sin peros ni razones. Pero cuando el amor, solo vive de ilusiones, de palabras, de promesas, de estafas, sin probar el sabor a la realidad, la misma realidad lo agota, lo consume, lo asfixia. Y este, como tantos otros casos que conozco, tuvo la desdicha, o la inmadurez, o quizas un irremediable destino de soledades, de caminos cruzados (pero divididos) de vivir tan solo del aire; y de morir sin remedios, preso del inevitable final que presupone soñar despierto.
Tanto llorarlo, tanto agonizar este sentimiento, tanto atentar contra mi enamorado corazòn, sin querer oir sus sordos lamentos de agonia; una mañana como tantas, despuès de haber llorado otra larga noche, asì como la tinta sobre un papel mojado, una sensaciòn distinta me inundò. Esas incanzables làgrimas, fueron disolviendo con sigilo y en silencio mi amor. Fueron evaporando inconscientemente esa entrega, hasta extinguirla.
Mi corazon supo amar, pero tanto le costò ese precio, que no hubo mas remedio, no hubo opciòn, no fue queriendo, simplemente, asi fue. Se cansò, se agotò de esperar algo, de la nada misma de su amor.
No fue desamor, no olvidè por elecciòn, agotè mi existir hasta la existencia misma, y en el fin, cuando ya no habia nada, en ese vacio se habian difuminado tambien mis sentimientos.
Quise creer en un amor eterno, y hoy comprendo que la eternidad, es un tèrmino muy relativo. La eternidad puede durar, a veces, un suspiro, o mil noches de llanto. La eternidad puede durar eternamente mientras uno lo desee, asi sean solo un par de dias, puede ser eternidad.
Eterno fue mi amor mientras duró, y hoy, eterno es este olvido.

jueves, 10 de junio de 2010

Amor imposible.

Todos, o por lo menos la mayoria, tenemos o tuvimos un "amor imposible" ¿no es asi?
Bueno, mi vida no es la excepcion a la regla, y sin embargo, lo creo, un caso singular.
Mi amor imposible no vive en China, no habla otro idioma, no es un cantante, actor, o jugador famoso, de esos que jamás en tu vida verias, de no ser por las fotitos de internet. No!
Mi amor imposible no tiene fronteras, no tiene barreras ni limitaciones, no tiene distancias, ni tiempos, ni espacios.
Mi amor imposible podria ser cualquiera, y estar en cualquier esquina, bar, boliche y plaza al que concurr (en realidad, sé quien es, y sé donde encontrarlo)
Pero tambien sé, que no esta, ni estará nunca en mi vida, asi lo vea pasar cada dia por mi lado.
Mi amor imposible, lo imposibilitan mis miedos. El pánico al fracaso y al rechazo.
El temor a crecer, a creer y a amar. A soñar, a aprender y a vivir.
Mi amor imposible, no se fijaria en mi, porque nunca lo ha hecho nadie, porque nadie a sabido amarme nunca, ni dejarse amar por mi. Mi amor imposible, son todos mis amores, todos y cada uno de ellos, que han borrado, pisoteado, desgastado y frustrado mis posibilidades de amar.
Yo sé que puedo mirarte, pero jamás tenerte en mis brazos, y no hablo de pasión, porque a veces la pasión es cuestion de suerte. yo hablo de amor, porque yo quiero amarte.
Porque yo quisiera con tan solo tocar tu piel, podes acariciar tu alma y tu corazón,
Y no! no puedo, no tengo esa oportunidad, es más, a veces pienso que asi es mejor, que si en algún momento tuviera la posibilidad de posibilitar este amor, seria cuestión de minutos, para que lo echara a perder.
¿Por qué? porque eres simplemente un amor imposible.


martes, 8 de junio de 2010

Mendigo corazon..


Después de una noche de escasos excesos, cansada estas de llenar con ajenas caricias en tu piel, el vacio de tu agotado corazón. Caminas sin rumbo, desorientada de tanto naufragar en manos equivocadas, buscando erronaemente en vacios corazones extraños, uno cuota de amor.
Perdida de tanto vagar, cansada de tanto perder. Tratando de intercambiar tu cuerpo por una caricias, confundiendo con ternura, la lujuria del momento.
Implorando en cada cama, una minima ilusión que dure mas de una noche.
Tan solo un "te quiero" piden tus ojos, y frente a ellos, ves escapar esas invisibles palabras, en sudor, entre sábanas. Puedes ver como en un fogozo abrazo se desdibujan tus sueños, de la misma manera que desaparecen los extraños caminos sin rumbo que dibujan tus uñas sobre su espalda; momentáneos.
Mientras te desesperas de esperar de alguna boca ajena, una tierna palabra que sofoque el dolor,
los sordos gemidos de pasión, espantan aquellos lejanos anhelos de amor. Las lágrimas ya no se contienen, y buscan salir, se asfixian en camas anónimas, viendo morir sueños que nunca se soñaran allí. Los besos ahogan con amargo sabor, el ya conocido gusto a decepción, y se esconde, tras esa estática cara de poker que simulas con majestusidad, la pena de conocer de antemano, el inevitable final de lo que nunca sucedió.
Una vez más, estas llorando, rasgando el cariño de esa trivial forma. Una vez más te pierdes, desorientada en el dolor.
Lloras y sufres maldiciendo a tu herido corazón, que no hace mas que sentir. En lo mas hondo de tu alma, cansada y dolorida, mantienes una esperanza, un escondido anhelo de aferrarte a cualquier minimo suspiro, que deje abierto un indicio al deseo de vivir un amor verdadero.
Deseas ansiosamente ser necesitada, amada y cuidada por las noches, siendole infiel hasta en los pensamientos, a tu compañera, la soledad. Tienes agotado el cuerpo de sufrir, y el espiritu arruinado por el fracaso.
Tan hundida estas en tus miedos, que no te permites valorarte. El llanto te nubla la vista, y te impides a ti misma, ver tu reflejo en el espejo.

Por eso hoy, amiga mia, te digo, que no necesitas implorar cariño,
que no hace falta que creas en principes, porque ya eres una reina...
Y si aun no has encontrado, quien sepa tratarte como te mereces,
es porque quizas, no es el momento,
ni el lugar,
ni la persona adecuada.
Amiga, no desesperes,
no actues por despecho, o resignacion, o dolor..
no sigas lastimando tu corazon, ni a quienes en verdad lo valoran.
No puedo garantizarte que exista el amor para toda la vida,
como me dijeron una vez, eso es mucho rato...
pero sè que tu amor, no ha llegado aun, no lo confundas,
no lo quieras encontrar en cualquier conjunto de palabrerias.
Mantèn tu corazon sereno, al resguardo de la superficialidad,
cuando estes lista, la verdad asomarà.
Quizas aun no estes lista para tal grandeza, y no por eso te tienes que dejar caer...
La firmeza esta en tu confianza, y el destino en tus decisiones.
Eres mucha mujer, para andar mendigando amor...

domingo, 6 de junio de 2010

¿Alguna vez se arripienteron de algo?
Muchas veces tenemos ese sentimiento ¿no?
Esa sensación de haber boicoteado uno mismo algo que podria haber sido distinto.
Esas ganas de querer retroceder en el tiempo o de reparar ciertas decisiones tomadas, asi como quien coloca un parche en un pantalón roto.
Todos lo hemos pasado, nos hemos sentido así.
Pero hoy, mientras preparaba el mate, mientras espero en este instante a una de mis amigas para pasar una agradable tarde, no puedo evitar replantearme esta cuestión.
No es olvidar, no es resignarse ni actuar. Sé muy bien cuantas veces he fallado, cuantas decisiones equivocadas he tomado. Cuantas veces sin querer he lastimado y he dejado que me lastimen. Sé muy bien, cuantas lágrimas se han derramado en el camino.
Pero hoy, aquí, parada donde estoy, sumergida en este presente, sé que fueron esos errores, esas "malas decisiones" las que me pusieron donde estoy. Fue gracias, o por consecuencia a mis equivocaciones pasadas, a lo que pasó, o mejor dicho, a lo que no pasó, que hoy siento esa plena sensación de felicidad, que hoy me acompaña la gente que amo y que me rodea.
Hoy me siento bien, y aún sabiendo de aquello que he perdido, me siento ganadora.
Hoy sin tener nada, siento que tengo todo.
Hoy soy lo que soy, y llegué hasta donde estoy, por todos aquellos caminos que en su momento tomé.
Hoy soy feliz, no tengo de que quejarme.


jueves, 3 de junio de 2010

A veces me gusta pensar, que hay alguien en algun lugar, que cada noche sueña conmigo, con la luna como testigo...

miércoles, 2 de junio de 2010

La Carta. -editada-


Ya no puedo guardarlo más, de mi boca se desbordan las palabras, y mis dientes ya no mastican tanta farsa, no puedo seguir actuando. Es hora de liberarme de este mal, de este peso que no merezco, que no quiero.
Durante años mantuve esta desabrida relación por pura formalidad, pero ya no puedo- a pesar de nuestros lazos de sangre- continuar con este gastado vínculo, frío y casi obligatorio, ya no lo siento. No quiero seguir contaminándome de tu veneno, ni oxidándome con tu juego.
Hoy he decidido no volver a gastar sangre, lágrimas y suspiros por tus malos actos, la paciencia se agota igual que el tiempo.
Cada noticia que llega sobre vos, sobre lo que haces, lo que decis y lo que sentis, no es más que una nueva misma historia, solo un poco más de lo mismo, y ya no sirve. Este maldito círculo vicioso en el que me sumergiste asfixia, ahoga, mata.
Todos tus enredos, tus estrategias, tu sucio y tramposo juego, tienen fecha de vencimiento, y el día llegó. Ya no participo en esa obra donde te crees protagonista. Hoy eres en mi historia un simple bufón interpretando un patético rol de mártir, y lamento decirlo (mentira), pero nunca te quedo bien el papel de victima, nunca lo fuiste.
Quiero escupir de mi vida este gusto a decepción, amargura y resignación que hace años vengo deglutiendo. Relamer las heridas que causaste, sería recordar para olvidarte, y ni siquiera eso te mereces.
Espero no te moleste mi verdad, pero hoy me desligo de vos, de lo que me hace mal, lo necesito. Ya no tengo ganas de callar. No voy a negar el dolor que todo esto me causa, este trozo de papel es testigo del pesar de cada una de mis palabras, del vacio que hay en mi- el que dejaste- al percibir este de rechazo de tu parte. Es triste, es cruel.
Siempre creiste que las satisfacciones, los caprichos, las necesidades; la felicidad, podia suplantaste simplemente con una billetera llena. Supiste llenar con indiferencia, el lugar que ocupa un oído, un abrazo o una palabras de aliento. La superficialidad y el materialismo que cegaban tu realidad, vendaron tus ojos, te impidieron ver la verdad, verme a mi, ver tu propia existencia.
Decidiste sin más huir, correr, alejarte y olvidar tu insípida vida tras un utópico anhelo de libertad, un inexistente ideal de felicidad, que estoy segura que aún buscas.
Desapareciste, me abandonaste, y no físicamente -esa ausencia hubiese sido mucho menos dolorosa, menos cruel- huíste presencialmente del imborrable lazo que nos une. Te fuiste escapándole a un pasado inevitable, creyendo que tus pasos lo podían borrar. Te creíste gloriosa, ganadora y hoy la realidad abofetea tus sueños: el indicio de dicha en tu presente es nulo. Tu rostro refleja la amargura, la tristeza y el rencor de tus decisiones, porque hoy descubriste, que en tus deseos de ganar, perdiste todo.
¿De que te sirven los caros electrodomésticos que decoran la nada? ¿Qué inútil uso le das a los finos muebles que nadie ocupa? ¿En qué escondido rincón del silencio que aploma el aire que te rodea hallas sentido al taciturno sonido de la soledad que te acompaña? ¿Con qué hosco espacio rellenas el hueco que hoy colma tus emociones? ¿A eso le llamas felicidad? ¿Esa era la vil meta por la que sacrificaste todo aquello que fuiste un día? Nadie responde, mi cabeza se llena de absurdos y reiterados interrogantes que se pierden sigilosos en el viento. ¿En qué especie de surrealismo estas inmersa que no das cuenta del precio de tus actos?, ¿Acaso has perdido entre tus calzones la cordura? No das caso a la realidad, a lo que hoy tienes, y mucho menos a lo que ya no tienes. Cuantas más dudas quedan inconclusas, mucho más amargo me sabe el silencio.
No me sorprende que aún te sigas equivocando. No me sorprende que hayas ido a buscar falsas ilusiones en manos extrañas, mientras que las mias se acostumbraban torpemente a lavar, planchar y cocinar. No me sorprenden ní siquiera tus lágrimas diciendo lastimosamente que "siempre vas a estar", cuando lo único que tengo presente de vos, es tu ausencia. No me sorprende tampoco que reclames respeto, cuando fuiste vos sola, quien lo perdió hacia sí misma. Ya nada me sorprende y aún así sigo asombrada.
Hace años, que de tu parte, solo recibo decepciones, y para tener eso, realmente, prefiero no tener nada.
Fuiste vos la que elegiste irte, dejando todo atrás, poniendo tus preferencias y antojos por encima de todo y de todos. Ahora me toca a mí. Me despido sin penas ni culpas, necesito liberarme de esta presión, necesito hablarte y que me escuches, no quiero reprimirme más esta amargura. Necesito desintoxicarme y hasta perdonarte, no quiero rencores ni malos sentimientos en mí, no quiero nada de tu parte. No quiero vivir juzgando tus aciertos y errores, porque aún andando con la resignación a cuestas, la decepción es algo a lo que no me acostumbro.

Tanto tiempo ya corrido, me enseñó a apreciar, a valorar aquel título que acompaña tu nombre. Aprendí que no existen los instintos innatos. No se es madre porque sí, por tener vida ajena en el vientre o por parir. Madre es un nombre que se gana, que se esculpe a mano alzada con dedicación y talento. Madre conozco muchas, Madres tengo varias y con distinta sangre- sin más vínculo que el afecto-, Madre es un concepto del que vos mamá, siempre escapaste. 
Perdón si te ofendí, si mis palabras lastimaron tu ego. Mi intención simplemente es quitar esta astilla de mi vida, superar esta triste etapa.
Hoy soy feliz, ya no te necesito. Adiós...

martes, 1 de junio de 2010