viernes, 1 de marzo de 2013

Tiempo




Dueño y soberano
de cada respirar
vil y condenante
no dejas nada
sin decantar.
Silencioso
imperceptible
todo te llevas
sin piedad.
Esclavizas cada paso
cada beso
juegas a tu antojo
aligerando
espesando
los minutos
siempre a contramano
de mi voluntad.
Te cuelgas
al cuello
mis sueños
más deseados
y así huyes
te escapas
eternamente inalcanzable.
Y yo te ruego, te imploro
no lo quites
no lo alejes de mí
tan rápido
tan lento
y todo continúa
así
cíclico, constante.
Todos somos
tus partes
tus restos
todos acabamos
siendo recuerdos
luego olvidados
con el tiempo.

martes, 29 de enero de 2013


Da igual,
el sentido de las agujas es indiferente
el viento azota sin hacerse notar
llevándose perfumes, palabras
recuerdos.
la lluvia lava rostros de tiza
las sonrisas se borran
una estrella se apaga
al compás de las sombras
la noche se siente rechazada
los ojos aplastados se ciegan
el barro se mancha
de esta terrible soledad.

lunes, 28 de enero de 2013


El ocaso
Corrompe mi calma
Y me trastorna los ojos
Una tímida brisa
De enero
Me quema las pestañas
Y los sueños

Le gusta mirar la luna
en las noches frescas
y oscuras,
ve entre las sombras,
como aquella perla nocturna
se disuelve en sus ojos,
entre las lágrimas
y se abraza, cobijándose,
a su soledad.

jueves, 22 de noviembre de 2012


El escenario aún viciado
el aire se conserva absorto
los cuerpos en reposo
relajados
dos seres que se miran
que se admiran
más allá de sus ojos
perdiéndose en horizontes imaginados
con su desnudez desvergonzada
sobre los restos de una batalla
que solo permite victorias
dos personas hablándose en silencio
entre sonrisas
contemplándose en la calma
adorándose entre sábanas
sus respiraciones enredándose
invisibles
bramando textos ilegibles
imperceptibles
el deseo no cesa, no se agota
se refleja en todos los rincones
de sus gestos, de sus actos
los dedos buscando refugio
en el cuerpo ajeno
trazando caricias garabateadas
entre las curvas y los abismos
las manos
buscando aferrarse a la piel que recorren
buscando atrapar el calor que las impulsa
los labios encontrándose nuevamente
inevitables
las lenguas danzando dentro y fuera de la boca
humedeciéndolo todo
el aire inyectándose de fuego
de besos
de caricias
de vaivenes
la piel erizada, los poros abiertos
el tiempo detenido de tiempo
impulsado por sensaciones
por los sentidos alterados
por la sensibilidad de los nervios
por la sangre enervada
los músculos tensos, expectantes
los sexos despiertos
impacientes, desesperados
las manos
las lenguas
la piel
el calor
los suspiros, quejosos
el aire denso
los cuerpos
la urgencia
el sudor naciente
los sexos
la unión
todo aquello enmarañado
acomodándose en movimientos
volviéndose todo uno
una única y esencial presencia
una misma humedad
un mismo cuerpo
un mismo sufrimiento
una misma satisfacción
un único placer
los seres se poseen y se quitan
se mezclan y se separan
al ritmo de la melodía que inventan
los cuerpos se van y se vienen
se conocen y se re-descubren
incesantemente
hasta agotarse
dos personas volviéndose a ser
renaciéndose
otra batalla ganada
y el aire recobrando la quietud
y el tiempo recuperándose
y el escenario serenándose
al menos, por ahora.

miércoles, 7 de noviembre de 2012


Fe De Erratas

Ivan Noble

Donde dice "hasta el cielo"
debiera decir "no me alcanza"
Cuando digo "te espero",
que conste, te pido revancha
Donde dice "certezas",
debería decir "disparates"
Debiera decir "flor de idiota"
si juro jamases
Donde fui un mamarracho
debería haber sido una sombra
Cuando era más joven debiera haber sido más cosas
Donde digo "hasta siempre",
debería decir "ya veremos"
Cuando muero por vos
debería morirme de viejo
Porque a veces me escucho
y hay veces que me doy la espalda
y es por eso que pongo en la mesa esta fe de erratas
de mi corazón.
Debiera decir "cobardía"
donde digo "por las dudas"
Cuando soy un cretino
debiera serlo sin mayúsculas
Cuando pido "socorro",
debería decir "no me quejo"
Donde empiezan tus piernas
debieran quedarse mis besos
Cuando juego a perderte,
debería perder sin excusas
Debería decir "¿para qué?"
cuando digo "me sobra"
Donde pido olvidáme,
debería aclarar "no es urgente"
Cuando digo "futuro"
debiera avisar "no me corras"
Lo que sueñan mis sueños
a veces lo embarran mis ganas
y es por eso que pongo en la mesa esta fe de erratas
de mi corazón
Porque a veces me escucho
y hay veces que me doy la espalda
y es por eso que pongo en la mesa esta fe de erratas.
Fe de erratas: donde dice "debería",
debe decir "debiera" o "debiese".

miércoles, 24 de octubre de 2012


Una razón enferma
infectada de errores
de horrores
me lastima los ojos
y los jardines de la conciencia