miércoles, 30 de noviembre de 2011

miércoles, 19 de octubre de 2011

Insomnio


Dando vueltas en la cama, entre mis múltiples yo. Entre mis ningún yo.
Revuelvo las sábanas de mi conciencia, de mis deseos, de mis no ganas de ser eso, esa con quién me confunden. ¿Quién puede nombrar a una rosa solo por su color? Siento que me ahogan, que me asfixio.
Aplasto los pensamientos con la almohada, intentando aplacar la eterna lucha entre un pasado trágico, tóxico y un futuro precozmente frustrado, vencido.
¡No me miren más! ¡No me griten más! Esas sombras, esas temerosas voces que se esconden detrás de otras voces, detrás de mí insomnio. No quiero ser lo que creen, no quiero creer que lo soy. Dejen que el silencio me aturda, no me endulcen el aire con el veneno de las palabras. No existe para mí, no hay más, ni allá ni acá. No hay más en mí que esta eterna carencia. Esta única necesidad de llorar las letras, de sangrarlas, de escupirlas sin masticar.
No hay más que eso.
Una melodía muda en medio de la noche vacía.  

martes, 24 de mayo de 2011


Es mi cuerpo que mata la memoria
Son las luces que se apagan
Es tu calor que no vuelve
Son estas ganas de dejar de ser
De coagular las palabras
De una belleza muerta
Son esas horas
En las que me decido
Susurrarle al silencio
Esta urgencia de huir
De aquí, de ti.

jueves, 28 de abril de 2011


Seduce una voz
las flores de mis desiertos
y me invita a naufragar
en los cielos más azules
Devora una mirada nocturna
los fantasmas en mis sueños
y me descubre distraída
mirando las estrellas
Recorren unos dedos tibios
mis lágrimas cicatrizadas
y dibujan mariposas
en el invierno de mis días
Inventan unos pies
un camino de arco iris
que entre muecas ruborizadas
me apresuro a seguir
Encuentro una sonrisa
al final del sendero
que enciende en mí
una dulce canción.

martes, 19 de abril de 2011


llegó la hora de apilar
estas ganas acumuladas
en el brillo de tus ojos
lejanos, lejanos
es momento oportuno
de cerrarle el paso
a las intenciones contenidas
al deseo creciente
a los besos silenciosos,
invisibles, inexistentes
y de gritarle al tiempo
con la furia desgarrada
sobre aquellas ilusiones
que se escapan, que nos huyen
 y que nos mantiene expectantes
en una interminable espera
y que me encierran solitaria
entre versos amargos
de infinita paciencia.

lunes, 11 de abril de 2011


Nacen unas ganas infinitas
de gritarle al vacío de tus ojos
de abofetear el silencio de tus gestos
de arrancar un pétalo blanco
escondido en algún rincón de tu piel.
La luna en tu mirada se me apaga
ya no queda brillo
en los cielos que socorriste
ni los rastros de las estrellas
que alguna vez me regalaste,
y se extinguen mis sonrisas
en tu compañía ausente.
Impotentes mis besos nocturnos
que no encuentran la lejana ternura
de tus palabras olvidadas,
de oxidadas promesas
que se anclaron en mi memoria.
Inútiles los lamentos mudos
y el dolor grabado en el rostro
que sostienes entre tus dedos fríos,
insuficientes las suplicas que vociferan
estas lágrimas camufladas
entre tu largo cabello,
entre los vanos intentos.
Derrotadas estas ganas
que se aferran sin consuelo
a una inútil ilusión,
que se empeña hasta el cansancio
a morir en el abismo de tus besos,
que se desgarra ante tu perfume
cada vez más amargo,
que se suicida de a poco
en el desprecio de tu corazón helado.

viernes, 18 de marzo de 2011


Bajo la luna blanca
ya no brillan
los restos de mí
crueles las sombras
que me cubren
bajo el frío velo
de la incertidumbre
tristes las rosas
de mi jardín espinado
tajante el viento
que me azota
en este oscuro
rincón olvidado
de mi razón

sábado, 26 de febrero de 2011

Los días pasan como películas ante mis ojos
mientras que las noches, se transforman en mi condena.
Recuerdos y sentimientos emergen en mí cama
y me recuerdan que estoy viva
quemando en carne viva mi piel.
Tu perfume, que aun persiste en mí
me sofoca, me ahoga,
¿Cómo puede algo tan dulce ser veneno tan puro?
Tu calor todavía me abraza entre las sábanas
me asfixia, me quema de tristeza.
Tu voz, que sigue sonando por la habitación
me estremece, me aturde de melancolía.
Todo tu amor, que aún convive en mí
echa raíces a distancia,
que crecen y se enredan en tu recuerdo
floreciendo de dulces sinsabores mi enamorada pena.

Lágrima 2009
¿Qué sucede? me pregunto a mí misma,
automaticamente las lágrimas disparadas
brotan de mis invisibles ojos.
No así mis palabras, que se ocultan deprisa
en los recovecos más deshabitados de mi ser.
¿Cómo explicar que me pasa?
Si mi cabeza es un desorden de ideas
que dilatan y contraen los pensamientos
logrando establecer
un caótico desfile de inseguridades sin rumbo.
¿Cómo lograr que me entiendas?
ni yo misma puedo descifrar de que se trata
este enigma de perturbaciones que azotan mi mente
¿Para qué?
¿Para qué gritar?
Si estoy acá sola, si no me escuchas
si no me ves, si no existo.

Lágrima 2009

jueves, 24 de febrero de 2011

La noche cae pesada
Y una sombra se aparece
en mis sueños cálidos
Y me clava mil dudas
en la mente perturbada
y escurre miedos
entre mis huesos sedientos
y mi cuerpo quejoso, inquieto
ansia con desesperación
el calor enfermo
de un Sol ausente

jueves, 17 de febrero de 2011

¿Dónde quedó mi universo olvidado?
¿Quién apagó las estrellas de mi cielo quebrado?
¿Dónde quedó ese astro brillante de una ilusión ahora ausente?
Quiero que vuelva mi noche iluminada, y que las sombras apagadas enciendan mis ganas.
Quiero volver a mí, aquí, a este cielo sin estrellas fugaces.
Quiero sentir que una luna azul me espera y me invita otra vez a escribirle unos versos.
Quiero volver aquí y creer en mi universo de palabras.

jueves, 20 de enero de 2011

Las hojas filosas van destiñendo el otoño difuso. Las ramas desnudas quiebran de a poco la escena, quiebran de a poco este invierno cruel que me habita.

sábado, 8 de enero de 2011

martes, 4 de enero de 2011

Tantos rostros me persiguen,
tantas palabras tediosas me asechan,
mas yo no puedo
yo no quiero.
Tantas penas encendidas
me alumbran en las calles oscuras,
que mis ojos ciegos
se encandilan.
En mi lecho
desnuda
forcejeo con mis pesadillas,
pero no consigo huir
de este cuerpo que me esclaviza.