viernes, 18 de marzo de 2011


Bajo la luna blanca
ya no brillan
los restos de mí
crueles las sombras
que me cubren
bajo el frío velo
de la incertidumbre
tristes las rosas
de mi jardín espinado
tajante el viento
que me azota
en este oscuro
rincón olvidado
de mi razón

1 comentario:

Roberto (Meison Epimeison) dijo...

Construcciones

Emprenderé las construcciones,
las amorfas lágrimas del alma.
Derramaré sustancias, caracoles,
trémulos vórtices de asco evocarán
el sepulcro de la aurora.
Luego llegará el ocaso...
Vestirá su costumbrosa nada,
su pesada ropa del olvido,
su atroz final ineludible.