martes, 24 de mayo de 2011


Es mi cuerpo que mata la memoria
Son las luces que se apagan
Es tu calor que no vuelve
Son estas ganas de dejar de ser
De coagular las palabras
De una belleza muerta
Son esas horas
En las que me decido
Susurrarle al silencio
Esta urgencia de huir
De aquí, de ti.

1 comentario:

Susana M. Manca dijo...

Hace tiempo que no te leía, Bellísimas palabras.