jueves, 20 de enero de 2011

Las hojas filosas van destiñendo el otoño difuso. Las ramas desnudas quiebran de a poco la escena, quiebran de a poco este invierno cruel que me habita.

1 comentario:

Frugelé dijo...

Escribes muy lindo :)