miércoles, 29 de septiembre de 2010

Me escapé de la razón por un huequito que hallé en la imaginación. Cuando la primera se distrajo en mi mente, me eché a correr por un campo de flores. Jugué a ocultarme en las nubes, y dormí una siesta en la Luna, abrigada por un manto de estrellas.

Cuando desperté, resolví ir a buscarte, librada al fin de todas las cadenas del pensamiento. Nadé entonces por el centelleante cielo, hasta tu palacio de azúcar. Decidida a golpear tu puerta, di dos pasos hacia el frente, entonces de repente, algo me detuvo: la verdad se asomaba. La razón me ha encontrado distraída y como rayos de Sol, quemó mis ojos sin piedad. La dura realidad encandiló mi breve sueño con crueldad. Destruyó de un solo golpe aquel mágico mundo que por un efímero instante me hizo feliz.

2 comentarios:

◘• и α t t ι •◘ dijo...

Me gusta, me gusta mucho :). Lo escribiste vos??

Lágrima dijo...

Bueno gracias!! :)
Sisi, mi imaginación y yo.