viernes, 17 de septiembre de 2010

Soneto. Facundo Kishimoto

Lau, mujer tomate, amiga querida

Emoticón, que con tu prosa conquistas
Nuestros corazones piden que existas,
Para que alegres siempre cada vida.

Lau, amiga, mi escritora preferida
Te pido, te ruego, no te resistas,
Yo deseo que siempre me asistas
Y en cada ocasión te voz percibida.

¿Qué pretendes a cambio del pedido?
¿Una planta de ñoquis? ¿Un gran pegaso?
¿Un vaso de fernet que nunca acabe?

Di si, y mi corazón será expandido
Di no, mi corazón verá su ocaso
Lo grita un amigo, usted bien lo sabe.

No hay comentarios: