lunes, 12 de julio de 2010

Y en esta certeza de dudas, en este mar de incertidumbres tan ciertas, la única y triste verdad es la de saberme tan sola al fin.

No hay comentarios: