viernes, 30 de julio de 2010

¿Cómo explicar? ¿Cómo describir lo que siento?
Si el diccionario se ha quedado corto de definiciones a la hora de hablar  de vos. No hay términos existentes, que reflejen con presición este sin fin de emociones que brotan desde el interior de mi corazón.
Si las estrella hoy celosas, admiran con recelo el destello de mis ojos al mirarte. Y opacadas quedan en la noche, al ver tu deslumbrante sonrisa brillar.
Al tiempo hemos burlado sin querer con este amor que parece de ensueños, haciendo irreal esta historia. Transformando cada día en una eternidad; cada suspiro en años, cada te amo en una vida.
¿Cómo hacer para que nuestra realidad parezca verdadera? Si escapa da nuestra propia razón. Eres demasiado real para ser un principe o un personaje de un cuento fantástico, pero al mismo tiempo, demasiado maravilloso para pertenecer a este mundo. Eres mucho más que una novela, más que la ficción, más que cualquier magnífica invención que la imaginación mas pura pueda crear.
¿Cómo medir lo que no tiene espacio, ni límites, ni cantidades? El más, el mucho, el demasiado, las horas, la inmensidad y hasta la intensidad condicionan de alguna forma u otra este sentimiento que llega mas allá que cualquier explicación; huyendo de lo que el mismo entendimiento comprende. Sobrepasando los limites de la infinidad en una simple energía de incontenible complejidad y fuerza.
Es más que un encantamiento, más que una ilusión, más que lo que se puso haber escrito, hablado o inventado sobre el amor. Es más que aquella inexistente utopía de la que hoy formamos parte.
Es poder dibujar con la luna un corazón; es poder escribir tu nombre en el mar. Es construir un castillo de sueños en cada granito de arena, es esfumar con una nube la tristeza y la memoria.
Es un cúmulo de nada que construye cada detalle en un completo todo.
Es aprender a besar el aire y tocar tu esencia, es acariciar el Cielo y el Infierno en tu piel. Es ver en tus ojos el firmamento eterno.
Es morir infinitamente en tu vida sientiendo la plenitud de la culminación. Es vivir muriendo en vos sofocando la palabra amor con tu nombre.

4 comentarios:

Sofía dijo...

¿Cómo hacer para que nuestra realidad parezca verdadera?
Buena pregunta :s

me encantó ♥
suerte

Ailu dijo...

así es! qué tema más deprimente.. jajaja besos linda!

Ailu dijo...

ah, y me encanta (muchísimo) como escribis.

Meison Epimeison dijo...

Y yo que ando corto de palabras, de alma, de corazón, de todo... qué bien expresás eso mismo que yo quisiera expresar.