miércoles, 17 de marzo de 2010

Corazón

Que cruel, triste y patética es mi vida,
no hay nada mas frustrante de llevar encima esta tristeza,
no hay nada mas doloroso que la victoria del fracaso a la hora de ser feliz.
Mi corazón se dividide y razga en dos pedazos que cruelmente insisten en separarse.
¿Por qué esta incansable manía de la existencia por castigarme?
Hoy tengo mi vida dividida y tengo la desgraciada obligación de tener que elegir, con la única garantía de saber que cualquiera sea mi desición, indiscutiblemente voy a fracasar. Porque tengo la irremediable incapacidad para ser, y hacer feliz a los demás.
No miento ní exagero, cuando manifiesto mi preferencia a dormir eternamente y no volver a despertar jamás...

No hay comentarios: