jueves, 11 de octubre de 2012


Me perdí en el sendero oscuro
caminé a tientas sin rumbo
me dejé ganar por la intuición
que nacía de la duda
recorrí las costas de la noche
y navegué sobre mares de tinta,
visité los paisajes más lúgubres
y los más hermosos
conocí la luz de la luna
de la mirada
el día en que me arrojé
a la profundidad de tus ojos.

No hay comentarios: