jueves, 12 de julio de 2012


El flujo intermitente de las cosas
el ir y no venir
el final tajante
abortado
los mares de tinta
no derramados...
Una sombra en la noche apagada.

1 comentario:

Francisco dijo...

He leído varias páginas y me he sentido grato al hacerlo.
Veo en tus versos muchas de las imágenes de pensamientos que omití antes o seguiré omitiendo siempre, sin versificar de ninguna forma; ahora los encuentro aquí de una manera espléndida, que me hace ver lo hermoso de lo que ya no recuerdo.
En este texto fugaz como muchos me llamó la atención "los mares de tinta no derramados"...... Pero sé que muchas veces es casi imposible explicar la propia poesía.....
Hace poco tuve la certeza del no retorno, que uno siempre va y nunca vuelve, aunque el desplazamiento final sea cero: "el ir y no venir". También lo vi del punto de vista que uno va hacia una persona y la otra no hacia uno.
Me gustan demasiado las imágenes que rompen con lo normal, como "una sombra en la noche apagada". Es absoluta, inimaginable y sin embargo puedo verla.
¡Un gusto!