lunes, 27 de diciembre de 2010

Soy como una sombra
que pasa silenciosa
frente a unos ojos,
que no ven.
Yo me entrego, invisible
y no estas.

1 comentario:

el cerdo sin cerda dijo...

Laura, muy acertado el juego que hacés con el refrán.

Te agrego al GR.