jueves, 16 de diciembre de 2010

Nada

En sus ojos, nada.


En sus labios, un viejo recuerdo de sonrisas de arlequín.

En sus sueños, nada.

Los suspiros se pierden en el aire, irrespirable ya.

Los brazos pesan, sus manos ya no buscan alcanzar el cielo.

Sus párpados se cierran cansados, ya no quieren ver.

En sus sentimientos, nada.

Lágrimas sin reflejos, sin ternura ni dolor.

En su cuerpo nada,

Toda ella es nada y desaparece.

1 comentario:

Shannancita dijo...

No entiendo porque se me puso la piel de gallina :_

Muy bueno, muá!