martes, 16 de noviembre de 2010

Cuando estoy triste, las palabras brotan solas. Nacen de un cuerpo casi muerto que revive entre historias tristes y frustradas, reflejando en cada letra la pena que arde en mis venas.

Cuando regocijo de alegría, cuando la dicha invade mi ser, afloran de mi mente expresiones dulces, con tintes de luz. Un conjunto de centelleantes oraciones que narran entre descripciones y metáforas un reboso de coloridas emociones.
Penas, amores, ausencias, dolores, pasiones, dichas, temores, dudas, decisiones, ideas, elecciones o aventuras.
Cualquier sensación, percepción, pensamiento y/o emoción que rodeé mi cabeza necesita salir y contar su verdad.
Necesito escribir para expresarme, para liberarme, para manchar con mis huellas un papel, para saber que siento, que pienso, que existo

Hoy escribo para decirte que te quiero y que me haces sentir muy bien.

3 comentarios:

Alabastro dijo...

Ayyy, esta Lágrima.

Shannancita dijo...

alegraaaaaaaaa la vida ♥

Abraxas dijo...

Genialllll...
♥ :)